Menudo NOTICIÓN nos hemos encontrado hoy al despertarnos. Lo de Google comprando Motorola Mobility no le llega a la suela de los zapatos a esta megafusión empresarial. Entra para enterarte de todos los detalles. ¿¿¿A qué estás esperando???

Sí, amigos, habéis leído bien. Microsoft ha comprado Nintendo. La operación se ha llevado a cabo en el máximo secreto. Al parecer, este acuerdo que va a poner patas arriba el mundo de los videojuegos lleva fraguándose desde hace unos años. De momento, Sony no ha hecho declaración alguna sobre este importantísimo hito en la breve en el mundo del ocio digital, pero se esperan declaraciones suyas pronto.

La satisfacción por ambas partes es patente en algunas declaraciones. Bill Gates dijo que él mismo había supervisado las cláusulas por las que la fusión debería llevarse a término, y el mismísimo Satoru Iwata ha estado presente en la firma de contratos. Ha trascendido que el montante de la operación ronda los cien mil millones de dólares, nada más y nada menos.

Según se ha podido saber, los términos principales incluirían la integración del software de Microsoft en las máquinas de Nintendo (Wii U es su próximo lanzamiento), de forma que Microsoft se reservaría el derecho a usar las máquinas de Nintendo como plataforma para juegos casual y X360 y sucesoras para juegos hardcore. Incluso se ha pensado en un logo fruto de una mezcla de los dos anteriores respectivos de Nintendo y Microsoft, y que os adelantamos en la imagen de cabecera, en el que podéis ver la característica forma exterior del logo de Nintendo, pero con la marca Microsoft en su interior.

Nintendo mantendrá total libertad creativa, pero el presidente, Iwata, deberá dar cuentas directamente al propio Steve Ballmer. Según declaraciones suyas, "este acuerdo llega para eliminar de un plumazo la rivalidad existente entre Nintendo y Microsoft desde la XBox original. Esperamos que, uniendo fuerzas de este modo, podamos prosperar juntos. Además, estamos intentando implementar Windows 8 en Wii U para conseguir una plena integración del hardware en la siguiente generación, y los resultados previos están siendo muy alentadores".

El presidente de Nintendo, Iwata, ha augurado un futuro prometedor para esta fusión: "Hacía muchos años que esto se intentaba concretar, pero no ha sido hasta hoy que podemos decir que la operación ha sido un éxito. Esto no hubiera sido posible sin la discreción de los organismos antitrust de Estados Unidos y Japón, que ya han dado su visto bueno a la operación. Estamos a la espera de lo que diga la Unión Europea, pero confiamos en el buen criterio de los europeos".

Se ha especulado con un Super Smash Bros. con personajes de ambas empresas. Por lo tanto, tampoco sería impensable un juego del estilo del arcade de luchas que siempre ha vivido en hábitat nintendero en la próxima Xbox 720, y en el que podríamos ver juntos a personajes tan dispares como el Master Chief, Markus Fénix o Alan Wake con Mario, DK o Link, dándose de tortas.

Para un pequeño sector de los más veteranos, ver a Mario en una consola de "la competencia" es poco más que un sacrilegio. Aun así, nosotros apostamos por ver los juegos de Nintendo más conocidos en una máquina que pueda otorgarles el poderío técnico que se merecen: una nueva entrega de Super Mario está en camino, y tras Skyward Sword, la saga The Legend of Zelda se tomará un tiempo para preparar su lanzamiento estrella en ambas consolas (recordemos, la hipotética Xbox 720 y Wii U). Nos frotamos las manos sólo de pensarlo.

Por el momento, Kinect no se adaptará a Wii U tal como lo conocemos -un aparato separado-, sino que vendrá integrado en la propia consola. Cuanto al terreno de las portátiles, Microsoft no se ha pronunciado al respecto, pero es de esperar un plan agresivo ante PS Vita, que está ya a la vuelta de la esquina.

También se ha filtrado una información sobre una integración total y absoluta entre todas las máquinas, tanto de una como de otra consola, en sus juegos. Esto quiere decir que no deberá sonaros extraño que en Halo 5 hayan goombas y que el jefe final sea Bowser, o que Ganon evolucione a Locust, o que Mario tenga que recorrer con una linterna unos bosques llenos de zombies y cosas raras por el estilo, o que Samus eche un cable de cuando en cuando a los COG. Además, parte importante del acuerdo incluye que los juegos online de Nintendo, como Mario Kart de Nintendo 3/DS, correrán también bajo la red de Live!, aunque se mantendrá la gratuidad del juego online a costa de Nintendo. Se especula que en un futuro pueda aplicarse también el sistema de pago de Xbox Live!.

Seguiremos atentos a los pasos que dé la nueva y gigantesca multinacional. Vosotros podéis obtener todo lo que os hace falta saber de este enlace.

 

 

 

Declaraciones recientes

Y ahora que ya sabéis lo que necesitáis, os dejamos con un testimonio que ha sido calificado como

Mostrar »

En fechas más recientes se ha podido obtener, a partir de una serie de documentos videográficos en manos de un conocido medio televisivo, algunas interesantes declaraciones efectuadas en un debate pre-grabado entre las altas esferas de Microsoft y Nintendo. En boca de Reggie Fils-Aime, uno de los jefazos de Nintendo América: "Ya era hora de poder jugar a un Zelda en una máquina de verdad. La "demo técnica" que se mostró para representar el potencial de Wii U se quedará pequeña en comparación a lo que veremos cuando Link luzca 1080p en Xbox 720. Ahora mismo, en comparación, el Link de Skyward Sword parece el monigote del Ahorcado". En el vídeo se aprecia que Iwata le mira mal. Por su parte, preguntado sobre este mismo tema, Bill Gates interrumpió la partida que estaba jugando a Just Dance 3, como demuestra este fragmento de vídeo inédito:

Mostrar »

Dándole al pause, Gates dijo "Ya me he pasado la demo como cien veces y me encanta, tendré que decir a Steve [Ballmer] que le meta prisa a éste [señalando a Iwata], que tengo ganas de pegarme contra la araña gigante esa". Iwata se reía por lo bajo, mientras decía algo del tipo "Yo ya tengo el juego completo", y se frotaba las manos sospechosamente. El caso es que Gates lo vio, y cuando le preguntó de qué se reía, el japonés dijo: "No, nada, nada, me he acordado de algo muy gracioso que ha hecho antes Reggie". Bill puso cara de

Mostrar »

y dejó estar el tema. Iwata aún se ríe de él cuando recuerda el momento:

Mostrar »

Al parecer, tras esta situación, Reggie dijo que "los cuatro mosqueteros [Gates, Iwata, Ballmer y él mismo] nos fuimos al Bar Manolo, que cae justo bajo mi casa, a celebrarlo por todo lo alto" y que desapareció un prototipo de Wii U que habían llevado para jugar al Super Halo Bros. a dobles:

Mostrar »

El presidente de NOA también dijo que "Nos sacamos fotos con el iPhone de Bill [Gates] y luego las subimos a nuestra cuenta conjunta en Twitter. Podéis ver allí cómo corría el vino y la juerga… que pusimos a cuenta de Sato [Satoru Iwata], claro. Si no os lo creéis, buscadlo en Google, en la cuenta de Google+ de Billy [por Bill Gates] ya están subidas", acabó de declarar el presidente de Nintendo América.

Mostrar »

Acto seguido, los cuatro sacaron sus PS Vita y empezaron a picarse al multiplayer de Uncharted: Golden Abyss. Ballmer, que quedó cuarto, dijo algo, pero sólo se entendieron las palabras "esto es una mierda" y "me voy a jugar a Angry Birds". Iwata le mostró su tabla de puntuaciones en su iPad 2 y Ballmer empezó a llorar desconsoladamente. También cuentan las malas lenguas que todos acabaron recogiendo monedas que había en el suelo, comiendo setas, pateando tortugas y disparando tiros al aire con unas Lancer que no se sabe bien de dónde salieron. Al final, para no reñir, y tras haber encontrado el susodicho iPad 2 con el texto "WII U PAD" escrito con un cuchillo en la pantalla, acabaron todos jugando al título que prevén como primer juego vendeconsolas tanto para Wii U como para X720:

Mostrar »

Cuando fueron a pagar, Iwata preguntó si alguien llevaba dos euros sueltos para no tener que ir al cajero a cobrar el cheque de cien mil millones, y Gates preguntó qué era eso de "sueltos". Cantando "Self Esteem" de The Offspring, abandonaron el bar a altas horas de la noche en un coche que previamente el "tito Bill" había regalado a Iwata como propina en la transacción comercial de la fusión. He aquí la historia de cómo consigue Gates sus coches, según él mismo narraba:

Mostrar »

Las lenguas más viperinas dicen que grabaron estas imágenes, las "verdaderas", no de cómo salían, sino de cómo los echaban:

Mostrar »

Aun así, y a pesar de sus estados, tenemos las imágenes de su vuelta a casa (Gates había dicho claramente que quería quedarse jugando a Just Dance 3 y que los demás eran unos sosos):

Mostrar »

Bill Gates volviendo a casa

 

Iwata, Fils-Aime y Ballmer volviendo en el nuevo coche de "Sato"