Alan Wake - NoMasHype - Picture - 001

Me perdí dos generaciones de la gran Microsoft y me las seguiré perdiendo por falta de recursos y tiempo. Suerte tengo de disponer de un PC donde puedo disfrutar de algunos de esos títulos que nunca llegaron, ni llegarán, a Sony o a Nintendo. Para mi retorno a la palabra escrita después de más de un año, ¿qué mejor que de la mano (páginas) de Alan Wake? Bienvenidos a la peor de las pesadillas, bienvenidos a Bright Falls.

Fue tanto lo que oí hablar de este título de Remedy, tanto, que no pude resistir la tentación de adquirirlo en una de las muchas rebajas de Steam. Tenía que juzgar por mí mismo las pasiones o decepciones que había despertado este título en mis círculos habituales del medio.

Qué gran puesta en escena, qué aspecto tan cinematográfico, qué localización, qué voces, qué entorno más espectacular y realista, qué todo. Mejor no podía empezar la cosa, hasta que llegaron otros juegos y ocuparon su lugar en mi lista de preferencias… ¿Cómo? ¿Me lo explicas, Drome?

Pues eso. Después de un primer y largo vistazo al juego del sr. Wake, tres horas aproximadamente, me topé con esa lacra de la que ya me habían prevenido, las mecánicas del juego.

Pero no empecemos con las lapidaciones antes de tiempo. Mejor será coparlo primero con las virtudes de las que dispone: a lo mejor, el empacho de dulce nos camufla el sabor agrio del final de la degustación.

No me cabe duda que para la época de su lanzamiento Alan Wake fue un prodigio técnico que ha envejecido de forma espectacular: salvando las expresiones faciales, todo lo demás es destacable aún a día de hoy para mí. Todas las escenas del juego están muy bien realizadas, tanto las cut scene como las introducidas en la parte jugable del juego. Entra, entra muy bien por los ojos Bright Falls, eso es irreprochable, Remedy hizo un gran trabajo técnico.

Pero no le bastó con alimentar nuestros ojos, también rebosó nuestros oídos con una música espectacular. Los temas de Alan Wake me acompañan en el mp3 mucho antes de poder jugarlo y ahí siguen aún. El sonido a la zaga. Tan alto nivel técnico y musical no podía verse empañado por un sonido deficiente. Sobrecogedor y aterrador en según qué instantes.

Referente a la historia del juego, para mis gustos, está llena de altibajos. Aun siendo una historia muy trabajada e interesante, cuesta en según qué momentos de seguir y requiere de una atención mayor de lo habitual para no perder el hilo. Las incógnitas que te presenta el título se van desvelando a medida que avanzas, pero quedan algunos cabos sueltos que destacan más al distinguir lo pulido del resto. Que alguien me explique qué coño le pasa por la cabeza al agente federal, por favor.

Alan Wake - NoMasHype - Picture - 003

Alan Wake requiere de atención, si te despistas durante alguna de las escenas pre-grabadas o no prestas atención a lo que Alan pueda decir de cuando en cuando, puedes llegar a perderte algún detalle de interés. Cuando un juego narra una historia, tiene que plantearse el hecho de su duración y los lapsus de tiempo entre partida y partida; si complicas mucho el argumento, éste se diluye en el tiempo de retomar la partida y en ocasiones, me he visto continuando alguna sin saber qué objetivo tenía entre manos.

Alan tiene una linterna, Alan apunta con la linterna y elimina la oscuridad de su adversario destruyéndolo o haciéndolo vulnerable a las armas de fuego. Alan también conduce, busca cosas, enciende generadores y sube escaleras ¿Qué más hace Alan? Corre y esquiva ¿Algo más? Mira la tele, escucha la radio… ¿Vale?

No puedo evitar recordar los Alone in the Dark de la PSX, la misma mecánica para acabar con tus enemigos, la misma. Al menos AitD estaba repleto de puzles que hacían más ameno el juego, pero no es el caso de Alan Wake.

Alan Wake - NoMasHype - Picture - 002

Cuando avanzas por las diferentes aéreas del juego, tu única preocupación es apuntar con la linterna y disparar. Todos, repito, todos los enemigos se abaten de la misma forma. Con más gasto de munición o de luz, pero igual. ¡Que sí! Que hay que recargar munición y pilas, qué menos.

Siempre he creído que un juego triunfa por sus mecánicas más que por su apartado técnico, sea un ejemplo reciente FTL. Alan Wake es todo lo contrario, un juego de factura técnica intachable o casi, que falla estrepitosamente en su apartado jugable. Suerte que la historia te empuja a seguir la trama, las localizaciones nuevas despiertan interés al jugador, junto con algunos efectos “caídos del cielo” que le suman espectacularidad, pero por desgracia llega el final.

No pienso soltar spoiler alguno, pero fue muy, pero que muy decepcionante. Es la suma de todo el juego reflejado en unos minutos finales de lo más rancios. Todo un “casi” polvo sin orgasmo final si se me permite la expresión.

Yo no os invitaré a probarlo, ya que os podría llegar a aburrir, pero si existe algún gameplay en Youtube para que disfrutéis de la localización del juego, las cinemáticas y de la historia, no os diré que no le peguéis un vistazo bueno wink